El concepto de límite tendiendo a cero.
serie en construcción

La proximidad a un punto hallable en un plano ,definido y existente en el espacio, abordable por izquierda, derecha, arriba y abajo es tan posible en la realidad como en la teoría y una simple forma matemática lo puede representar con la claridad y la irrefutabilidad que la teoría brinda y asegura.

La fotografía podría hacer algo parecido en relación con el juego dialéctico que entabla entre la representación y lo representado. Como si la verdad fuera una sola; como si el objeto se pudiera valer por si sólo para decir todo lo que se pretende de él. La foto es en si misma la bandera de la polisemia, una lluvia de significados diversos que observada por públicos distintos ( no existen iguales ) encontrarán consecuencias siempre dispares aunque con el mismo enunciado.

Ese objeto representado que vemos en la foto tiene la posibilidad de decir cuántas verdades el receptor quiera encontrar.

Cuando ese objeto es un semejante, los juicios son siempre afectados por el espejo de lo que vemos de nosotros mismos, en nosotros mismos. En nuestro discurso, en nuestra proyección actitudinal y discursiva de lo que somos y decimos que somos y lo que se debe ser.

Esta combinación pretende mostrar y generar una relación a veces real y casi siempre subjetiva de lo que es el otro en nuestra mirada de ellos.

Una manifestación de la libertad de ver, pensar y juzgar. Un manifiesto de la fotografía en tiempos de abundancia visual.

Entre los modelos fotografiados, se encuentran en orden aleatorio:

Un condenado a 10 años por robo.
Una mujer que extraña a su hija.
Un estudiante de derecho de universidad católica.
Una joven militante del Pro.
Una cocinera con heridas laborales.
Una estudiante de artes visuales.
Una fotógrafa profesional accidentada.
Un intoxicado con plomo.
Una mujer tatuada con el nombre de su novio y el de su marido.
Una estudiante de escuela para adultos herida en rellerta.
Una mujer que se jacta de su fidelidad mas allá de la adversidad.
Una señorita golpeada por su pareja.
Un evadido, aún prófugo de la justicia.
Una mujer abandonada por todas sus parejas.
Una empleada del Poder Judicial.
Una escritora en conflicto con su exceso de libertad.
Un comisario retirado.
Una cocinera profesional.
Una oficial del servicio penitenciario provincial.
Una mujer marcada a chupones por su pareja estable.
Una joven trabajadora gastronomica.
Una sexópata en recuperación.
Una mujer privada de la libertad que no es pobre.
Una decoradora de interiores.
Una abuela muy joven separada de sus nietos y nietas.
Un seminarista del interior del país.
Un profesor de artes marciales.
Una abogada penalista tímida.
Un ex miembro de la hermandad rosacruz.
Una vecina de San Justo.
Una víctima de apuñalamiento.
Una mujer que mato por amor y hoy nuevamente enamorada.
Un degollado que salvó su vida milagrosamente.
Un parricida y su actual pareja.
Una infanticida.
Un rugbier que trabaja de patovica.
Un ex candidato a intendente.
Un firme creyente de varias las religiones.
Una esposa de casinero.
Un carpintero peronista.
Una lesbiana recién asumida.
Un correntino que dice ser porteño.
Una víctima de mala praxis.
Una escritora. La palabra ya tiene suficiente.
Una deportista paraolímpica.
Una cosmetóloga y maquilladora que no ejerce.
Una abuela de 12 nietos.
La jeune femme de l'alliance française (La joven de la Alianza Francesa)
Un joven crucificado por pandilleros cuando niño.
Una bibliotecaria víctima de violación.
Una empleada de comercio que se come las uñas.
Un adicto en recuperación.
Un adolescente que tuvo que abandonar su carrera en el futbol por lesiones irreversibles.
Una licenciada en administración que esconde su verdadera personalidad.
Un niño que ya sabe lo que es tener los brazos rotos.
Una cómplice de secuestro extorsivo.
Una huérfana de padre que quiere vivir en EEUU.
Un tatuador profesional.
Una docente jubilada.
Un hijo varón devoto de su madre.
Una madre cuidadosa de su hijo que fue hija abandonada por su madre.
Un menor escalador de medianeras.
Una cocinera profesinoal.
Una joven periodista conflictuada con la idea de Dios.
Una adicta a la cocaína totalmente recuperada.
Una ama de casa cristiana.
Una mujer quemada que cultiva artes del fuego.
Una profesora de francés.
Una víctima de violencia familiar.
Una vendedora de boutique.
Un heladero con problemas hepáticos.
Una empleada administrativa sumisa.
Un hija devota de su madre.
Un ex pastor evangelista.
La señora de la heladería.
La sobrina que dice no recordar como fue el hecho con el tío.
Un funcionario del poder judicial estresado.
Un menor victimizado por su víctima.
Una madre aburrida de la vida que lleva.
Una oficial de la Policía Federal.

 

 

 

 

 

 

 

Lea el texto central

 

 

Lea el texto central

 

 

 

 

 

 

Lea el texto central

Lea el texto central

 

 

Lea el texto central

 

 

 

Lea el texto central

 

 

 

Lea el texto central

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lea el texto central

 

Lea el texto central

 

Lea el texto central

 

 

 

Lea el texto central

 

 

 

Lea el texto central

 

 

 

 

Lea el texto central

Lea el texto central

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lea el texto central

Lea el texto central

Lea el texto central

Lea el texto central

 

 

Lea el texto central

 

 

 

Lea el texto central