Julián Rodríguez

Marcos Lopez y el Congreso de Cultura iberoamericana en Mar del Plata

La Suite Bolivariana de Lopez

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Marcos Lopez en en el Congreso Iberoamericano de Cultura.*

Durante el miércoles 14, jueves 15, viernes 16 y sábado 17 de septiembre, como parte del IV Congreso Iberoamericano de Cultura, se podrá ver el Mural Suite Bolivariana del fotógrafo santafesino Marcos López.

En algún lugar de ciudad Gótica el Acertijo festeja su última picardía, la de haber engatuzado a quienes esperábamos ver una exposición de Marcos López y sólo nos topamos con su excelente mural SUITE BOLIVARIANA colocado en un rincón e iluminado por Stevie Wonder, en un día en el que demostraba que las maravillas, no las podía ni sabía concretar iluimnando.

“La obra Suite Bolivariana puede considerarse el trabajo de tesis de un postgrado imaginario en la carrera fotográfica de López, dentro de la estética del POP LATINO que caracteriza su obra.”

La fantástica obra de López permite comprobar una vez mas que los milagros no existen y que solamene el trabajo minucioso exhaustivo y en equipo puede dar resultados brillantes. Desgraciadamente el equipo también tenía que contar con que la obra no la monte el enemigo.

En una misma obra, el artista reúne los íconos característicos de la identidad político-social latinoamericana en clave de humor e ironía, y con influencias de la pintura, el cómic, el teatro y la estética del arte político mezclada con la de la publicidad.

Podremos encontrar en tanto nos apuremos a verla, ya que sólo estará expuesta entre el 15 y el 17 de setiembre en el pasillo izquierdo y al fondo, de la sala de conferencias del ala izquierda del primer piso, del Hotel Provincial de Bvard. Marítimo y Lamadrid. (Guiarse por el reflector que le pusieron a un poco mas de un metro.) Los trabajadores de Recepción de PB no saben demasiado de que les hablamos cuando preguntamos por una Suite Bolivariana, creerán que es algo peor que la Suite Presidencial del Hotel y si les preguntás por López, creen que sos de la Revista Barcelona; cuando les aclarás que buscás a Marcos Lopez y no a Jorge Julio, te dicen que no saben que es un apellido muy común que pases y que lo busques.

A Marcos López le interesa el exceso, ordenar el caos, lograr armonías dentro de la estridencia de colores, trabajar la imagen de América Latina como si fuera un shopping center de cartón pintado. De esta manera, elabora una imagen como si fuera un pseudo encargo de propaganda política del propio presidente Chávez, con clara influencia del muralista mexicano Diego Rivera.

Su obra mide 3 metros por 9; si 3×9 metros y es la ampliación de su foto en paneles en impresión y luego pintado por una serie de artistas que trabajan con él, de hecho Marcos hace tiempo que NO HACE la obra y se enorgullece de eso; es su bandera y hay quienes creen que eso sería un problema,  quienes son aquellos que no saben de arte y/o quienes no han visto su obra aún.

En un relato lineal, la imagen, a modo de remake de la famosa foto del desembarco de las tropas americanas en Iwo Jima, muestra un grupo de mineros bolivianos enarbolando la bandera Wiphala, propia de los pueblos originarios del altiplano y símbolo retomado por el presidente Evo Morales, quien mediante una reforma constitucional dictó por ley que esa bandera sea puesta en todos los edificios oficiales junto a la bandera del Estado boliviano. Los mineros suben a una montaña Lal pop latino. Se ve el retrato de Amalita Fortabat hecho por Andy Warhol. También los choclos que Marta Minujín usó para pagar simbólicamente la deuda externa en una famosa performance que junto a Warhol realizó en los años sesenta en Nueva York. En el medio, Perón y Evita navegan en el recuerdo emocional de una patria simbolizada por una pileta pelopincho, recuerdo recurrente de la infancia de Marcos López. El asador argentino, los jugadores de la NBA como sómbolo de los Estados Unidos, la relación desarrollo y subdesarrollo, Norte-Sur, presentes en la terraza del estudio del artista en el barrio de Barracas.

La copia final fue pintada a mano, artesanalmente, durante varias semanas de trabajo por un grupo de jóvenes pintores que trabajan en el estudio de López.

Las  alegorías, las parábolas, el absurdo y la cocoliches lo rodean marcando identidad, coherencia, profundidad en la lectura, agudeza en la observación, inteligencia en la factura. Algo para no perderse, para encontrarlo, para disfrutarlo, para pensar y relacionar. Marcos Lopez entre columnas en un Congreso de Cultura. Eso es coherencia. La fotografía al poder.

 

 

* En cursiva, la Columna del Noticioso del Taller de Fotografía.

Normal, la gacetilla que provee el equipo de prensa del Congreso, disponible en el  sitio

www.culturaiberoamerica.gob.ar

 

 

 

Etiquetas: , , ,

Un Comentario to “Marcos Lopez y el Congreso de Cultura iberoamericana en Mar del Plata”

  1. […] « Marcos Lopez y el Congreso de Cultura iberoamericana en Mar del Plata […]

Deja un comentario en LA OBRA ES CURATIVA. | Julián Rodríguez

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.

css.php