Julián Rodríguez

¡Gracias Alfredo!

Alfredo Cardozo me pidió que le escriba una nota par presentar en el diario del domingo parte de su serie sobre el Puerto de Mar del Plata.
Gracias Alfredo. Tras la imagen la nota para quien quiera leerla.

 

 

diario La capital domingo 31 de julio de 2011

nota de un fotógrafo a otro

 

 

Gracias a Alfredo Cardozo
(por pedirme que le escriba algo sobre su trabajo del Puerto)

Me enorgullece que haya reparado en mí para que lo haga, por la confianza, pon el aprecio personal y profesional. Porque es fotógrafo como yo, que no es lo mismo que hacer fotos algún día, cada tanto, de vacaciones o en un cumpleaños. Serlo es ser uno de esos fulanos/as que hacemos que la vida se transforme en una especie de traductorado perpetuo del idioma de la imagen a la realidad tal y como cada uno la reconoce. Trabajar de “registradores” de las necesidades de imágenes ajenas no es simple e inclusive es prácticamente una rareza; es un trabajo de todo el día, todos los días. Comienza con reconocer la manera de entender lo que observamos, lo que implica y lo que nos provoca. Esto va en contra de hacer lo que se pretende de nosotros; es decir que nos aleja de lo que el gran público considera que debiéramos hacer, sin embargo esto de observar dentro nuestro más que afuera nos hace ser quienes somos. Este hábito nos vincula y amiga con lo que nos pasa dentro. Luego lo que diga el mundo exterior es un problema de ellos porque en esa construcción de significados y sentidos aprendemos a contar lo que después nos piden aquellos pretensiosos habitantes del mundo exterior a la fotografía.

Solamente se puede ser aquel fotógrafo o fotógrafa que nuestra persona nos permite ser. La buena fotografía viene con la transparencia y con la genuinidad. En nuestras fotos van nuestros deseos, nuestro modo de ver el mundo, al otro, nuestros deseos, calenturas, amores, respetos, horrores y aversiones.
Entonces, mientras tanto, Alfredo trabaja y trabaja en el Puerto, es un trabajador mas, él lo sabe y sus compañeros (protagonistas) también. No es ajeno a lo que le, les y nos sucede. Todos lo saben, todos lo ven, inclusive quienes no lo quieren ver. Por eso Alfredo es quien es. Un fotógrafo de verdad, no un turista, no un ladrón de imágenes, no un inocente o un ingenuo que cree que algunas excentricidades harán milagros mezclando egos crecidos con distancias. Hace las fotos de aquello que conoce desde hace mucho, muy profundamente y no cree en los milagros, ni en el azar, ni en pensar que un día, porque si, las fotos se le “empreciosarían” porque esas cosas no suceden, nunca. En el día a día se ve continuamente y la fotografía no tiene porque ser ajena a esta condición.

Si pasa en la vida pasa en la fotografía.

Cardozo sabe que los premios, los mismos que tuvo y despreció, son los que busca cada día, los mismos días y noches en las que deja la falsa fama en pago del precio que se paga por ser genuino, como sus imágenes, como en todos sus días de fotógrafo marplatense. Quien no lo conozca aproveche, vale la dicha y el riesgo. Suerte.

Julián Rodríguez
Director del Taller de Fotografía
(www.tallerdefotografia.com.ar)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

3 Comentarios to “¡Gracias Alfredo!”

  1. hugo dice:

    Excelente Julian!!!!, Coomo siempre UN GRANDE…..( mejor DOS)

  2. […] mejorar la memoriaEn este caso vamos a hablar de un fenómeno que ocurre con frecuencia en las secciones de la prensa …t="142" /> especialmente televisión. En ellos aparecen personajes famosos que lo son sin otro […]

Deja un comentario

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.

css.php